El Supremo condena al senador Miguel Zerolo a 8 años de inhabilitación por prevaricación administrativa

El Tribunal Supremo ha condenado al ex alcalde de Santa Cruz de Tenerife y actualmente senador de CC por la Comunidad Autónoma de Canarias a 8 años de inhabilitación especial por prevaricación administrativa, junto al ex teniente de alcalde y ex concejal de la capital tinerfeña, Guillermo Núñez, acaba de informar el Tribunal Superior de Justicia de Canarias. El Supremo absuelve al funcionario Joaquín Castro Brunetto.

Zerolo es actualmente senador por la Comunidad Autónoma gracias a una decisión validada en su momento por Coalición Canaria que no contó con el apoyo, pero tampoco la reprobación, de su actual socio de gobierno, el Partido Socialista. Este envío al Senado permitió el aforamiento de Miguel Zerolo y supuso en severo frenazo en su fase final de la investigación que se llevó a cabo durante años en relación con el caso Las Teresitas, que literalmente se partió en dos al pasar parcialmente a la competencia del Tribunal Supremo por la condición de senador del ex alcalde.

Ahora, el Supremo condena al ex alcalde a 8 años de inhabilitación al considerar que realizó de forma irregular una contratación cuando era alcalde. La sentencia obedece a una contratación directa realizada por Miguel Zerolo y su teniente de alcalde sin tramitar el preceptivo expediente. El Supremo considera probado que Zerolo era conocedor de que debía iniciar un expediente de contratación para llevar a cabo  unas obras en el instituto García Cabrera, pese a lo cual se le dio el encargo a una empresa que se ocupaba del mantenimiento de los colegios públicos y de instalaciones municipales, pero cuyo contrato no amparaba la reforma que se iba a realizar en el instituto.

El alto tribunal también considera probado que Zerolo actuó vulnerando lo previsto en la legislación aplicable al caso y contra el criterio de la Intervención.

Ahora, esta sentencia equivale en la práctica al fin de la carrera de un político que, cuando se inició la investigación por el inacabable caso Las Teresitas, se defendió con el argumento de que era víctima de una persecución con medios del aparato del Estado durante la etapa de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, con Alfredo Pérez Rubalcaba en el Ministerio del Interior y Juan Fernando López Aguilar en el de Justicia.

El caso Las Teresitas nació de una denuncia gestada en el entorno del Partido Socialista, que pidió a la Fiscalía Anticorrupción que investigara un aparente pelotazo en la compra a dos empresarios por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz de terrenos situados en el frente de playa de Las Teresitas cuando Miguel Zerolo era alcalde. El caso embarrancó y volvió prácticamente al punto de partida cuando Coalición Canaria decidió hace tres años enviar a Zerolo al Senado como representante de la Comunidad Autónoma por elección indirecta, es decir, por designación del Parlamento de Canarias, donde obtuvo un escaño en las últimas elecciones autonómicas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Congreso aparca la comisión de Spanair (154 muertos) para dar prioridad al voto sobre RTVE

Así "mercadeó" el juez Alba un "acuerdo corrupto" con Miguel Ángel Ramírez, según la Fiscalía

Adiós, doctor: en memoria del gran Alfonso Medina, el gran cuidador de corazones