Una ficha mal colocada puso en riesgo de colisión sobre el océano a dos aviones con 573 personas a bordo

Los controladores de Canarias y Cabo Verde que supervisaban la ruta no fueron conscientes en ningún momento del peligro de choque

Los pilotos eludieron cualquier posibilidad de impacto con sendas maniobras de ascenso y descenso cuando se encontraban a 90 metros de distancia en vertical

Gráfico que consta en el informe preliminar en manos de Fomento.


Una ficha mal colocada en el tablero de progresión de vuelos del  Centro de Control Aéreo de Canarias, aparentes problemas de coordinación con su homólogo de Cabo Verde y dificultades de comunicación por radio con las aeronaves colocaron en peligro de colisión a dos aviones que volaban sobre el océano Atlántico en dirección opuesta con un total de 573 personas a bordo en la madrugada del 7 de enero de 2013. El choque fue evitado in extremis por los pilotos con sendas maniobras de ascenso y descenso cuando uno de ellos vio venir al otro avión a una distancia en vertical de 300 pies, el equivalente a unos 90 metros sobre su cabeza, y apenas restaban unos 15 segundos para el impacto, de acuerdo con las alertas anticolisión que sonaron en las dos cabinas. Este piloto había intentado comunicarse sin éxito con el Centro de Control de Canarias, cuya estación de HF no atendió la llamada porque en ese momento mantenía una comunicación con el otro avión. Por el momento, el incidente únicamente se ha saldado con una tibia recomendación de la comisión investigadora para que AENA difunda los hechos entre su personal y le recuerde "la importancia de una correcta gestión de las fichas de progresión de vuelo".

Puedes leer la información completa en ATCpress, en este enlace.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Congreso aparca la comisión de Spanair (154 muertos) para dar prioridad al voto sobre RTVE

Así "mercadeó" el juez Alba un "acuerdo corrupto" con Miguel Ángel Ramírez, según la Fiscalía

Adiós, doctor: en memoria del gran Alfonso Medina, el gran cuidador de corazones