miércoles, 16 de abril de 2014

La esperanza no es ciencia ficción

Proa del EDT Ares, desplazado hoy a la zona de búsqueda del helicóptero.


TERESA CÁRDENES, Las Palmas de Gran Canaria
El ROV Remora es amarillo y cuelga de una grúa.

La esperanza tiene hoy un nombre que raya en la ciencia ficción: ROV Remora II, el robot submarino de Phoenix International Holding que inicia hoy a 37 millas de Gran Canaria la búsqueda del helicóptero del SAR accidentado el 19 de marzo y los cuerpos de los cuatro militares desaparecidos en el siniestro, el capitán Daniel Pena Valiño, los tenientes Carmen Ortega y Sebastián Ruiz y el sargento mecánico Carlos Caramanzana.

La compañía Phoenix Internacional tiene una impresionante hoja de servicios en la que sobresale, por los estándares de calidad que exige el Ejército USA, sus contratos estables con la Marina de los Estados Unidos. Pero lo que hoy esperan de ella las familias de Daniel, Carmen, Sebastián y Carlos es que les ayude a cerrar un círculo de dolor que se abrió el 19 de marzo cuando, por causas desconocidas, el helicóptero chocó con el mar y se hundió con los cuatro militares atrapados en su interior.

Muchos canarios les acompañan hoy en su dolor con la misma intensidad con que desean todo el ánimo del mundo a los tripulantes y especialistas de los barcos Malaspina de la Armada Española y EDT Ares, contratado por Phoenix, para iniciar la fase intensiva de búsqueda y rescate.

ROV Remora, busca… Y devuélveles con los suyos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario