Las vidas perdidas del Covid

Imagen
Los contagios de Covid se van estabilizando poco a poco y "solo" suben en 70 nuevos casos en Gran Canaria. Pero la pandemia se ha cobrado entre ayer y hoy nueve vidas en Canarias, entre ellas la de una persona de solo 23 años. Dice la estadística que casi todos los fallecidos eran de edad avanzada y que la persona joven tenía patologías muy graves. Tristísima manera de relativizar las muertes. Que fueran mayores o que tuvieran otras enfermedades no hace estas muertes menos trágicas para quienes se fueron o para sus familias. Pero así es la retórica del poder y también del periodismo desde que comenzó esta pandemia. En España y en Canarias. Si se ralentizan los casos, pero suben los decesos, allá va la verdad oficial a relativizar esas muertes. Era un anciano, o era fumador y mayor de 60, o era joven pero tenía cáncer o leucemia... La gélida frialdad con que la verdad oficial encubre o trata de encubrir todo aquello que el poder pudo hacer y no hizo para evitarlo.Y así con lo…

La búsqueda del helicóptero del SAR continúa sin descanso

El EDT Ares, horas antes de partir hacia la zona de rastreo.

La búsqueda del helicóptero del SAR que se hundió el 19 de marzo a 37 millas náuticas de Gran Canaria con cuatro militares en su interior prosigue sin descanso, pero no hay novedades respecto a su localización ni a su rescate, según han confirmado este mediodía fuentes del Ministerio de Defensa. Como no podía ser de otro modo, Defensa realiza un estrecho seguimiento a las tareas de búsqueda del helicóptero, pero hasta el momento no se han registrado novedades.


Hoy sábado se cumple el cuarto día desde que el buque EDT Ares contratado por Phoenix International Holding llegara a la zona de rastreo para iniciar la búsqueda con su herramienta estrella, el robot submarino ROV Remora II capaz de sumergirse hasta 6.000 metros de profundidad. Los cálculos más optimistas señalaban un margen de cinco días para la extracción del helicóptero del fondo del océano, en este caso a unos 2.500 metros de profundidad, pero a partir del momento en que se diera con la localización exacta de la aeronave.

La búsqueda del lugar exacto del hundimiento lo inició el buque hidrográfico de la Armada Malaspina, desplazado a la zona desde el viernes 11 de abril y está reforzada desde el miércoles con la inmersión del ROV Remora, que escanea el fondo marino gracias a las cámaras que lleva incorporadas, conectadas mediante fibra óptica a los ordenadores de a bordo.

Aunque la mayoría de ellos residen en la Península, los familiares directos de los militares desaparecidos aguardan en Gran Canaria noticias sobre la evolución de esta operación de búsqueda, con la esperanza de que el EDT Ares les traiga de regreso los restos de sus seres queridos. El Súper Púma del Ejército del Aire adscrito al 802 escuadrón se hundió el 19 de marzo después de chocar con el agua por causas desconocidas cuando regresaba de un ejercicio de entrenamiento nocturno de rescate. El accidente se saldó con un superviviente y cuatro desaparecidos: tres pilotos, el capitán Daniel Pena Valiño y los tenientes Carmen Ortega y Sebastián Ruiz, y el sargento mecánico Carlos Caramanzana.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Decenas de inmigrantes se contagian de Covid atrapados en la Casa del Marino: "Salí llorando, no se puede ni respirar"

Gran Canaria se asoma sin remedio al abismo del Covid

La pandemia avanza sin control en Las Palmas de GC: los casos se triplican en diez días